Palacio episcopal


Fue construido en 1913 por el patrocinio de la familia Cardenal y donado al Obispo de la ciudad en 1920 para que se convirtiera en su residencia.

Presenta jardines en su porche que es otro elemento que lo distingue de los edificios vecinos. Principal elemento característico del inmueble es la presencia de los arcos que se prolongan en todo el perímetro de la fachada.